);

Fisioterapia en el Barrio de Salamanca

¿Qué es la osteopatía y qué dolencias trata?

¿Qué es la osteopatía?

¿Qué es la osteopatía y qué dolencias trata?

¿Qué es la osteopatía? La osteopatía es una disciplina terapéutica estrechamente ligada con la fisioterapia. A diferencia de otros países, especialmente los anglosajones, en España la osteopatía suele ser ejercida por fisioterapéutas que se han especializado en las diferentes técnicas propias de la osteopatía.

Durante años, la efectividad de los tratamientos osteopáticos fue puesta en tela de juicio por algunos profesionales de la medicina. Como tantas otras disciplinas alternativas a la medicina más tradicional, la osteopatía ha tenido que demostrar científicamente su valía.

Hoy en día, numerosos estudios y la práctica diaria de esta especialidad están demostrando que se pueden obtener resultados muy positivos en el tratamiento de una gran cantidad de patologías, dolencias y enfermedades. En ocasiones, el tratamiento más adecuado es aquel que combina técnicas de fisioterapia y osteopatía.

En este artículo, vamos a diferenciar entre los tres tipos básicos que existen de osteopatía y a ver cuáles son las patologías que puede tratar con éxito cada uno de ellos: la osteopatía estructural, la visceral y la craneal.

Qué es la osteopatía y en que principios se basa

Antes de entrar en detalle, es necesario empezar por conocer qué es exactamente la osteopatía. Nuestro organismo cuenta con una serie de mecanismos de autorregulación que funcionan a través tanto del sistema nervioso como del linfático y del circulatorio.

Las patologías y enfermedades aparecen cuando hay un desequilibrio o una alteración en nuestro cuerpo, que puede ser de cualquier tipo, muscular, ósea, orgánica o funcional. La osteopatía busca devolver a nuestro organismo el equilibrio perdido y actúa de forma holística, es decir, sobre el conjunto.

El tratamiento siempre consistirá en emplear técnicas manuales que pueden actuar sobre los tejidos blandos, sobre las vísceras, sobre las músculos e incluso sobre los huesos craneales. En muchos casos, se trata de producir micromovimientos, de llevar a cabo manipulaciones muy suaves que consiguen devolver la estabilidad y armonía perdidas.

  • Osteopatía estructural

La osteopatía estructural se concentra en el aparato locomotor, en nuestra estructura musculo-esquelética, en las articulaciones. Esta especialidad trata lesiones musculares, como las contracturas, los esguinces de tobillo o la tendinitis de hombro.

También es eficaz a la hora de mejorar la calidad de vida de personas que padezcan artrosis, ya que facilita la circulación de la sangre y ayuda a devolver a la articulación parte de la elasticidad perdida. La lumbalgia y la ciática responden positivamente al tratamiento osteopático.

  • Osteopatía visceral

La osteopatía visceral centra su atención, fundamentalmente, en tratar enfermedades y dolencias del sistema gastrointestinal, urogenital y respiratorio. Entre otros, podemos hablar de los problemas vinculados con el suelo pélvico y con la endometriosis, en las mujeres; del síndrome del colon irritable; del mal funcionamiento del riñón en pacientes que padezcan lumbalgia; o del tratamiento del asma, la bronquitis crónica o la neumonía.

  • Osteopatía craneal

Los huesos del craneo están unidos entre sí por unas articulaciones fibrosas peculiares, las suturas craneales, las cuales se mueven de forma casi imperceptiblemente. Esto quiere decir que, aunque nos resulte un tanto extraño, nuestro cráneo es elástico.

Basándose en este hecho, la osteopatía craneal lleva a cabo la evaluación y el tratamiento de diferentes disfuncionalidades asociadas con los huesos del cráneo, incidiendo sobre la movilidad sutural.

Algunas de las patologías que trata esta especialidad pueden tener, al mismo tiempo, un origen físico y nervioso; es el caso de las migrañas y las cefaleas. También se han llevado a cabo estudios en los que se ha comprobado la eficacia de la osteopatía craneal para el tratamiento de enfermedades oftalmológicas y de alteraciones de la articulación temporo-mandibular (más conocida por sus siglas: ATM), como el bruxismo.

  • Osteopatía infantil

Le dedicamos este apartado separado a la osteopatía pediátrica ya que trata dolencias específicas de los bebés y los más pequeños, aunque los diferentes tratamientos se pueden encuadrar en alguna de las tipologías que hemos visto hasta este momento.

La osteopatía pediátrica se concentra en resolver algunos de las patologías que con más frecuencia aparecen en los niños y niñas y que, por unas razones u otras, la medicina tradicional es incapaz de tratar con éxito. Nos referimos a los cólicos del lactante y a la plagiocefalia.

Como hemos visto, la osteopatía es una disciplina que puede tratar muchas patologías y enfermedades. Lo más importante es acudir a un profesional, a un fisioterapeuta, que realice un análisis y un diagnóstico adecuados, que le permitan decidir cuáles son las técnicas más apropiadas para cada caso.

Author Info

Raquel Cámara

Fisioterapeuta, directora de Fisio Naciones

Comment ( 1 )

  • Sara

    Fantastico articulo interesante desde Israel .gracias por vuestra publicacion.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *