);

Fisioterapia en el Barrio de Salamanca

Osteopatía visceral

La osteopatía visceral trata de devolver a las vísceras su movilidad y motilidad normales. Por motilidad se entiende, en el campo de la biología, el movimiento espontáneo e independiente de los organismos. Nuestras vísceras, como otras estructuras de nuestro cuerpo, poseen cierta capacidad autónoma de movimiento.

El sistema nervioso central discurre por el interior de la columna vertebral, del cráneo y del sacro. Es el encargado de la regulación tanto del adecuado riego de sangre arterial, rica en nutrientes, a las vísceras como de los movimientos automáticos de éstas últimas.

Un órgano que recibe un buen aporte de nutrientes  y conserva la capacidad de moverse (motilidad) estará sano o tendrá muchas más probabilidades de curarse y recuperarse de la enfermedad que lo aqueje.

Causas de la pérdida de movilidad de las vísceras

En el caso de las vísceras y órganos, existen varias causas que pueden explicar su posible mal funcionamiento:

  • Cirugías.
  • Enfermedades infecciosas.
  • Mal movimiento del diafragma (muy común en los casos de estrés).
  • Mala posición o falta de movilidad de alguna vértebra de la columna (sobre todo, dorsal y cervical), del cráneo o del sacro.

El mal funcionamiento de un órgano genera tensiones que afectan también a nuestro aparato locomotor. Este dolor repercutido está causado por la unión que existe entre nuestros órganos y nuestra estructura musculo-esquelética, una intrincada red de tejidos formada por fascias y ligamentos. Son éstos los dolores referidos que puede producir un órgano. 

El equipo de fisioterapeutas de Fisio Naciones trata los estos problemas de mal funcionamiento de las vísceras con técnicas muy suaves e indoloras, a través de las cuales se consiguen restablecer los movimientos normales de los órganos afectados por alguna de las causas que hemos mencionado.