);

Fisioterapia en el Barrio de Salamanca

Kinesiotaping, las vendas musculares de colores: ¿para qué sirven realmente?

Venda muscular

Kinesiotaping, las vendas musculares de colores: ¿para qué sirven realmente?

El kinesiotaping, kinesiotape o vendaje neuro-muscular lo vimos por primera vez en los cuerpos de algunos atletas y deportistas de élite. Son esas cintas elásticas de algodón de colores llamativos que se pueden colocar creando diferentes formas, según el músculo y la lesión de que se trate.

De eso hace ya cerca de una década. En estos diez años, el kinesiotaping  se ha difundido enormemente y ha llegado no sólo a las consultas de los especialistas –fisioterapeutas o quiroprácticos- sino  también a las tiendas de deportes. Como no podía ser de otra manera, también ha levantado muchos interrogantes sobre su uso y los beneficios que comporta.

Mitos y realidades del kinesiotaping: ni sirve para todo ni su efecto es simplemente placebo

En este artículo, vamos a intentar contestar algunas de las dudas que han surgido, viendo para qué sirven estas vendas neuro-musculares, en qué casos no deben utilizarse y por qué ha de ser un profesional –y no cualquier persona- el que debe colocarlas.

El origen del kinesiotaping

Aunque a Occidente llegaron mediada la década de los noventa, el descubrimiento o invento de estas vendas elásticas se remonta a 1979 cuando un quiropráctor japonés, Kenzo Kase, comenzó a utilizarlas con sus pacientes entre sesión y sesión. Su intención era que la mejoría conseguida durante la sesión terapéutica se mantuviera en el tiempo, hasta la siguiente sesión.

Podemos decir que, desde entonces hasta ahora, el kinesiotaping se ha puesto de moda y, por esta razón, ha recibido mucha más atención de la que, en principio, hubiera sido lógica.

El kinesiotaping no es, en sí mismo, ni una técnica ni un tratamiento ni, como algunos pretenden, la panacea, la cura para múltiples males, desde físicos hasta neurológicos. Tampoco, como otros quieren, es una mera moda que no sirve para nada.

El kinesiotaping es, para entendernos, una herramienta más dentro de las técnicas fisioterapéuticas que complementa el tratamiento físico (amasamiento manual, drenaje linfático, electro-estimulación etc.)

Beneficios del vendaje muscular

Fundamentalmente, el kinesiotaping se emplea para estabilizar los tejidos (los músculos) sobre los que se coloca. A diferencia de una venda común, que está pensada más para inmovilizar que para sujetar, las vendas elásticas permiten un rango amplio de movimiento.

También se utiliza para reducir el dolor provocado por la inflamación de músculos y tendones y, en muchos casos, sobre todo en el de los deportistas, se emplea para prevenir lesiones y dolencias en zonas debilitadas o que se fuerzan con insistencia (por ejemplo, la región lumbar).

De forma resumida, podemos decir que los beneficios principales del kinesiotaping son:

  • Ayuda a destensar la musculatura.
  • Tonifica los músculos.
  • Puede ayudar a disminuir tanto la inflamación como el dolor asociado a esta.
  • Se emplea para estabilizar las articulaciones.
  • Tiene un efecto de drenaje linfático y mejora la circulación de la sangre.

Estas vendas de colores, que se estiran de forma longitudinal, deben colocarse de una cierta manera, siguiendo la fascia o el músculo y teniendo en cuenta qué lesión estamos tratando. De ahí que sea muy recomendable que un profesional con el conocimiento necesario sea la persona que las coloque.

Pueden utilizarse tras una sesión de manipulación manual de lesiones musculares o articulares, esguinces, tendinitis del supraespinoso (hombro); en casos de pacientes que sufran lumbalgia o artrosis e incluso, en ocasiones, para tratar dolores de cabeza.

Contraindicaciones del kinesiotaping

El uso del vendaje muscular o kineosiotape no está recomendado:

  • Sobre heridas, quemaduras o edemas.
  • En personas que tengan problemas circulatorios y en las que el riesgo de sufrir trombos sea elevado.
  • En el caso de personas alérgicas, con hipersensibilidad cutánea o con dermatitis. La venda no debería molestar por lo que si se nota picor durante varios minutos puede deberse a una reacción alérgica.
  • A personas diabéticas ya que es posible que se produzca una alteración de la absorción de la insulina.
  • En el caso de mujeres embarazadas, el fisioterapeuta se cerciorará de que, en ningún caso, el útero sea presionado por la venda.

Técnicas de colocación

Se ha hablado mucho del significado de los colores de las vendas de kinesiotaping. Sin embargo, lo más importante es la forma de colocarlas sobre la zona afectada para que realmente consigan estabilizar la articulación y reduzcan el dolor.

Hay varias formas de cortar la venda en tiras y diferentes técnicas de colocación que dependen de la lesión que estemos tratando

La venda se adhiere a la piel, que debe de estar seca y presentar la menor cantidad de vello corporal posible. No es necesario cambiar la venda cada X horas, se puede mojar y lo habitual es que dure puesta entre tres y siete días.

Hay que calcular de forma previa que longitud necesitamos y cuánto vamos a estirar la venda ya que viene en rollos. Existen diferentes formas de cortarlas, desde las que dibujan una I, una Y o una X hasta las tiras en abanico, malla o donut.

La técnica de colocación depende de la zona afectada y del tipo de lesión; podemos encontrar la técnica muscular, la fascial, la que pretende la corrección articular o mecánica y la de ligamento, entre otras.

Author Info

Raquel Cámara

Fisioterapeuta, directora de Fisio Naciones

No Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *