);

Fisioterapia en el Barrio de Salamanca

Suelo pélvico en el embarazo: consejos y ejercicios imprescindibles para protegerlo

Suelo pélvico en el embarazo: consejos y ejercicios imprescindibles para protegerlo

El suelo pélvico es un conjunto de músculos y tejidos que forman parte de la cavidad abdominal y sujetan órganos vitales como la vejiga, la vagina  el recto. Su misión es mantener estos órganos en una posición adecuada para evitar, así, grandes problemas.

El embarazo y el parto (por vía vaginal) son, además de la edad, uno de los principales factores que influyen en el deterioro de los músculos del suelo pélvico. Algo que podría tener serias consecuencias como la incontinencia urinaria o fecal, dolores y problemas en la columna, o el desarrollo de dolencias a la hora de mantener relaciones sexuales.

El embarazo, además, es una etapa en la que se producen muchos cambios en el cuerpo de la mujer. El feto va creciendo y con él, el peso de la barriga. Algo que ocasiona cambios en la manera de andar, o dificultades para encontrar la postura adecuada para dormir.

Consejos para preservar la función del suelo pélvico durante el embarazo

  • Evitar el sobrepeso: intentar no ganar más de 10 o 12 kilos, a lo largo de toda la gestación.
  • Evitar el estreñimiento: aunque el tránsito intestinal de las embarazadas es más lento, hay que intentar evitar por todos los medios el estreñimiento ya que este está directamente relacionado con el prolapso de los órganos pélvicos.
  • Aprender la técnica del masaje perineal: esta técnica sirve para que los tejidos que rodean la vagina se vuelvan más elásticos, por lo que se reducen las probabilidades de que se produzcan desgarros durante el parto.
  • Realizar ejercicios de fisioterapia: hacer ejercicios de fisioterapia de forma dirigida ayuda a fortalecer los músculos del suelo pélvico y a evitar futuros problemas y dolencias durante y después del embarazo.

Beneficios de la fisioterapia durante el embarazo

  • Ejercita y prepara el suelo pélvico de cara al parto: tener un suelo pélvico flexible y tonificado facilita el parto y evita que aparezcan secuelas tales como la pérdida de orina. Un fisioterapeuta, de manera individualizada, te ayudará a preparar los músculos abdominales a través de distintas técnicas.
  • Ayuda  prevenir lesiones: como la ciática o la lumbalgia.
  • Alivia los dolores comunes del embarazo como el dolor de espalda o de cuello.
  • Evita la acumulación de líquidos: mediante masajes eliminará la hinchazón de las piernas.

Aunque durante el embarazo se hayan seguido todas las recomendaciones y el parto haya sido satisfactorio, existe el riego de que se produzcan alteraciones post parto en el suelo pélvico. Por lo que es muy recomendable seguir prestándole atención a estas partes de tu cuerpo durante un tiempo.

Si tienes alguna duda concreta o quieres una primera sesión con nuestros profesionales en suelo pélvico no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Author Info

Raquel Cámara

Fisioterapeuta, directora de Fisio Naciones

No Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *