);

Fisioterapia en el Barrio de Salamanca

Cómo tratar la fascitis plantar y el dolor de pies después del verano

Cómo tratar la fascitis plantar y el dolor de pies después del verano

¿Qué es la fascitis plantar?

Se conoce como fascitis plantar a la inflamación de la fascia plantar. Un tejido elástico que conecta el calcáneo a los dedos y crea el arco del pie.

Se trata de una estructura esencial para caminar, pues mantiene el arco del pie y absorbe y devuelve la energía de impacto del pie contra el suelo.

Es una lesión que a menudo se asocia con los deportistas, sobre todo corredores de fondo o jugadores de baloncesto. Aunque también puede aparecer en personas con los pies planos, con demasiado arco en el pie o en personas con obesidad, sobre todo a partir de los 45 años.

Causas

Normalmente este síndrome se desarrolla al correr reiteradamente con una mala pisada y en una superficie dura y uniforme. Aunque, como adelantábamos, hay otros factores de riesgo que lo pueden causar como el pie cavo, o el aumento de peso.

Pero también hay que tener en cuenta que un calzado con mala sujeción también podría provocar la fascitis plantar. Por ello es un síndrome muy relacionado con el verano. La época del año en la que utilizamos el calzado que menos sujeta.

Las chanclas, las sandalias o las cuñas suelen ser el calzado más utilizado durante los meses de verano. Un calzado que, normalmente, no sujeta nuestro pie en absoluto. Aunque también hay que destacar los zapatos de tacón, sobre todo si son altos y estrechos.

Síntomas de la fascitis plantar

El principal síntoma es el dolor producido en la zona interna del talón. Un dolor que suele ser más intenso por las mañanas, debido a la rigidez matutina de la fascia.

Hay que destacar, además, que el dolor puede ir acompañado de una leve hinchazón, enrojecimiento y sensibilidad en la parte inferior del talón.

En el caso de los deportistas, el dolor solo suele aparecer por la mañana y después de realizar deporte.

Cómo prevenir la fascitis plantar

Ya que el dolor de pies derivado de la fascitis plantar es muy incómodo y molesta al realizar muchas acciones de nuestra vida cotididana es importante prevenir este síndrome.

  • Buen calzado: elegir bien el calzado es imprescindible. La talla debe ser la correcta y tiene que ajustarse a nuestro pie además de ser cómodo. Los tacones altos no son una buena opción como calzado diario.
  • Fortalecimiento de la musculatura: cuanto más tonificados estén los músculos de nuestros pies menos afectarán los impactos con el suelo.
  • Calentar antes de hacer deporte: es esencial calentar antes del entrenamiento así como estirar después. También es importante el calzado elegido para la actividad física.
  • Prestar atención a nuestra pisada: una de las principales causas de esta fascitis es que pisemos incorrectamente, apoyando más una parte que otra de la planta del pie.

Ejercicios para la fascitis plantar y el dolor de pies

Estos ejercicios son relajantes y pueden utilizarse, no sólo para tratar la fascitis plantar, sino también para liberar la tensión acumulada en los pies.

Son ejercicios sencillos, que se pueden hacer en casa y ofrecen diferentes niveles de intensidad.

Para realizarlos, solamente necesitaremos estar de pie, descalzos, y tener una pelota pequeña blanda y una pelota más pequeña y más dura.

Cuanto más blando sea el instrumento que utilicemos para realizar los ejercicios, más sencillo y menos molesto nos resultará. Por lo que se debería empezar por la pelota más blanda y después continuar con la pelota más dura.

Ejercicios con pelota

Fijando el tobillo en el suelo, debemos realizar movimientos con la zona de los dedos pisando la pelota. Podemos mover la pelota por toda la superficie plantar, desde los metatarsianos hasta la zona de la fascia, hacia arriba y hacia abajo.

Para controlar el movimiento, podemos apoyar una mano en la rodilla de la pierna que estamos ejercitando o mantener el equilibrio sujetándonos al respaldo de una silla.

Además de los movimientos hacia delante y hacia atrás, podemos dibujar pequeños círculos y, finalmente, apoyar la zona de los dedos en el suelo para ejercitar el talón, presionando la pelota.

 Estos ejercicios aliviarán las molestias de los pies pero no son un tratamiento como tal del problema. Por lo que es aconsejable combinarlos con técnicas fisioterapéuticas adecuadas, como el amasamiento manual o la punción seca.

Si tienes alguna duda o crees que padeces fascitis plantar no dudes en ponerte en contacto con Fisio Naciones o solicitar una primera sesión.

 

Author Info

Raquel Cámara

Fisioterapeuta, directora de Fisio Naciones

No Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *