);

Fisioterapia en el Barrio de Salamanca

Esguinces y deportes de invierno: cómo evitar quedarnos sin diversión por un mal paso

esguinces y deportes de invierno

Esguinces y deportes de invierno: cómo evitar quedarnos sin diversión por un mal paso

Llega la ansiada temporada de nieves. Si eres aficionado al esquí, al snowboard o al patinaje sobre hielo, ya estarás preparándote para sacar el equipo y retomar la práctica de cualquiera de esos deportes que sólo se pueden practicar cuando se presenta el frío.

Para garantizar que ninguna lesión se interponga en tu camino, apunta estos consejos que te voy a dar. Y si aun tomando medidas para evitarlo, terminas teniendo un esguince, no te preocupes, no vas a tener que esperar un mes sin moverte.

Las lesiones más frecuentes en los deportes de invierno son los esguinces y las fracturas

El riesgo de hacerte un esguince de rodilla, de tobillo o de muñeca se incrementa exponencialmente hacia el final de la jornada, cuando te sientes cansado y tu atención está un tanto dispersa. Es posible que estés pensando más en la ducha caliente que te vas a dar al volver a tu alojamiento que en la pista por la que estás descendiendo o en cómo colocas los pies al hacer una pirueta sobre tus patines.

Esguinces y otras lesiones

Las lesiones más comunes son los esguinces y las fracturas pero, según el deporte que practiques, se verán más afectadas unas partes de tu cuerpo u otras (pie, rodilla, muñeca, hombro…)

Las contracturas, las roturas fibrilares y las distensiones son las lesiones más habituales entre los principiantes y aquellas personas que practican deportes de nieve sin contar con una forma física adecuada.

  • Ski

El esguince de rodilla (o rotura de ligamentos de la rodilla) es la lesión más  frecuente entre los esquiadores. La rodilla es la articulación que soporta la mayor parte del peso cuando estamos de pie. Además, mientras esquiamos, la mantenemos flexionada.

El llamado “pulgar del esquiador” o esguince de pulgar se suele producir cuando se engancha el bastón y el dedo se va hacia atrás. Algunos bastones incluyen un mecanismo de “suelta” que evita este tipo de lesiones.

El esguince de tobillo también es bastante común durante la práctica del esquí. Muchas veces se debe a que las botas no están correctamente apretadas.

  • Snowboard

La práctica de snowboard puede tener como consecuencia un esguince de muñeca, resultado de alguna de las caídas en las que nos apoyamos con las manos.

Otra lesión bastante típica de este deporte es el esguince del ligamento lateral interno de la rodilla que se puede producir tras un giro brusco.

Otros golpes tienen relación con las caídas: lesiones de cadera o pelvis, luxación de hombro, contusión dorsal (en el costado) e incluso la rotura de la clavícula.

  • Patinaje sobre hielo

La mayoría de las lesiones en la pista de hielo se producen tras una caída por pérdida del equilibrio. Puede tratarse de esguinces o fracturas y suelen localizarse, sobre todo, en la muñeca, el pie y la rodilla.

Consejos para evitar esguinces y otras lesiones

  • Calentamiento

El calentamiento es fundamental siempre, se practique el deporte que se practique. Ya hablamos de lo importante que son tanto esta fase previa como los estiramientos posteriores en el artículo que le dedicamos al running.

  • La equipación

El correcto ajuste de las botas, los patines o las fijaciones de los esquís será tu mejor aliado para evitar esguinces de tobillo, de rodilla o de ligamentos. Ni muy apretadas ni muy sueltas.

  • Protégete del frío

Aunque a primera vista parece no tener relación, el frío y la humedad pueden ser los causantes de esguinces y otras lesiones musculares.

Cuando el cuerpo siente frío, los músculos se contraen y estás como atenazado, no sólo físicamente sino también mentalmente.

Cualquier caída o giro pueden ser los causantes de una lesión que, en circunstancias de confort térmico, no se hubiera producido.

También es importante que la ropa no constriña nuestros movimientos, que sea holgada y cómoda.

  • No llegues al “no puedo más”

Cuando nos sentimos cansados, lo mejor es parar y darnos un respiro, no hace falta que nos pidas siempre un poco más.

Como decíamos antes, muchas lesiones se producen por despistes, por faltas de atención debidas al agotamiento producido por una jornada larga y muy activa. O, simplemente, porque ese día no hemos dormido bien o descansado lo suficiente.

  • Bebe agua

La hidratación es muy importante cuando practicamos cualquier deporte. Y lo es más aún cuando apenas somos conscientes de que estamos perdiendo líquidos y minerales y no tenemos sensación de sed, como sucede cuando hace frío o estamos rodeados de nieve.

Y si te lesionas…

Es posible que, pese a poner en práctica estos consejos, tengas una mala caída o alguien se choque contigo y te lesiones. En el caso de los esguinces, sean de muñeca, de rodilla o de pie, es posible recuperar la movilidad en poco tiempo.

En el momento en el que sientas dolor, debes abandonar la actividad física, intentar guardar reposo y poner hielo o gel frío sobre la zona inflamada. Es posible que un vendaje flexible o una férula te resulten útiles durante los primeros días.

La fisioterapia del deporte es una especialidad que se ocupa de las lesiones debidas a la práctica de cualquier deporte. El terapeuta será el encargado de ver el alcance de la lesión y decidirá que técnicas son las adecuadas para el tratamiento. Dependerá, sobre todo, del grado en el que se clasifique el esguince: el I es el más leve –distensión parcial- y el III el más grave –rotura total del ligamiento-.

El fisioterapeuta también será el encargado de aconsejarte sobre los ejercicios que puedes realizar para recuperar la movilidad normal del pie, la rodilla o la muñeca.

Author Info

Raquel Cámara

Fisioterapeuta, directora de Fisio Naciones

No Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *