);

Fisioterapia en el Barrio de Salamanca

La dieta antiinflamatoria: beneficios, consejos y alimentos

La dieta antiinflamatoria: beneficios, consejos y alimentos

¿Qué es la dieta antiinflamatoria?

La dieta antiinflamatoria es una propuesta nutricional a largo plazo que favorece a nuestro organismo a tener un buen estado de salud.

No se trata de una dieta para perder peso, ni de un régimen de una temporada. Sino de un plan de alimentación que pueda combatir la inflamación.

Tipos de inflamación

Todos conocemos qué es la inflamación aguda, esa reacción a un golpe por ejemplo, que trae consigo rojez, calor y dolor. Se trata de un mecanismo natural de protección con el que cuenta nuestro cuerpo para combatir invasores extraños y reparar los tejidos dañados.

Aunque este tipo de inflamación no es el único que existe. Hablamos de la inflamación crónica, aquella inflamación en la que el organismo emite una respuesta inflamatoria errónea y ataca a los propios tejidos de nuestro cuerpo.

La inflamación crónica o a largo plazo, puede causar serios daños, acelerar el envejecimiento y aumentar el riesgo de padecer algunas enfermedades.

Esta inflamación normalmente pasa desapercibida, por lo que es muy importante prevenirla. Es aquí donde entra en juego la dieta antiinflamatoria, una manera natural y saludable de prevenir esta inflamación.

La dieta antiinflamatoria

La dieta antiinflamatoria es una parte fundamental del estilo de vida óptimo para combatir la inflamación. A lo que hay que añadirle, por su puesto, prácticas tan importantes como hacer ejercicio y dormir bien.

Aunque hablando estrictamente de la dieta, los alimentos que promueven la reparación celular y reducen la inflamación son los más importantes. Por lo que incluir en la dieta tantos alimentos frescos como sea posible ayudará mucho a combatir la inflamación.

Alimentos antiinflamatorios

 

  • Ácidos grasos Omega 3: presentes en el pescado azul como el salmón, sardinas, boquerones o anchoas y también en las nueces, pistachos o las algas.
  • Alimentos ricos en grasas saludables: como el aguacate, el aceite de coco o el aceite de oliva virgen extra.
  • Frutas y verduras: son alimentos cargados de antioxidantes que ayudan a reducir la inflamación. El melón, la piña, el brócoli, la zanahoria o las espinacas son muy buenos ejemplos de ello.
  • Hierbas y especias: el orégano, el romero, la cúrcuma, la pimienta cayena o el té verde son algunas hierbas que favorecen la reducción de la inflamación crónica.
  • Proteínas saludables: el objetivo en este caso es reducir la cantidad de grasas saturadas que consumimos. Por lo que si consumimos carne se recomienda que sea ecológica, al igual que los huevos. Pues el contenido de grasa saturada que poseen los huevos y la carne que no son ecológicos es mucho mayor.

Alimentos pro-inflamatorios

En el otro lado de la moneda se encuentran los alimentos que fomentan la inflamación crónica en nuestro cuerpo. Entre esos alimentos se encuentran estos dos grandes grupos

  • Grasas saturadas: se encuentran en la carne, los alimentos procesados, la comida rápida, el embutido o el queso entre otros muchos. A pesar de que sabemos que no son saludable la mayoría de personas sigue una dieta rica en alimentos procesados que no contribuye nada a la inflamación crónica.
  • Hidratos de carbono refinados: como el arroz, pasta, azúcar, harina o pan. Todos estos alimentos aumentan el volumen de azr en nuestra sangre y por tanto, favorecen la inflamación.

Para tener un cuerpo sano y una mente sana una de las cosas más importantes es la alimentación. Por lo que una dieta antiinflamatoria puede ser la solución del cansancio y el envejecimiento acelerado. Una dieta natural a la que deberíamos acostumbrar a nuestro cuerpo durante toda la vida.

Si crees que padeces inflamación crónica y quieres consultarlo con un especialista no dudes en ponerte en contacto con Fisio Naciones.

 

Author Info

Raquel Cámara

Fisioterapeuta, directora de Fisio Naciones

No Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *