);

Fisioterapia en el Barrio de Salamanca

Cómo prevenir y tratar la fascitis plantar antes de la llegada del verano

punción seca para tratar la fascitis plantar

Cómo prevenir y tratar la fascitis plantar antes de la llegada del verano

Con la llegada del calor y del buen tiempo cambiamos algunos de nuestros hábitos al igual que nuestra vestimenta. Algo que provoca un desarrollo de fascitis plantar fuera de lo normal.

Y es que acostumbrados a utilizar calzado cerrado durante todo el invierno, el cambio a las sandalias puede conllevar algunas consecuencias importantes.

¿Qué es la fascitis plantar?

Se considera fascitis plantar a la inflamación de la fascia plantar, una banda de tejido elástico que desde el calcáneo (el talón), hasta la zona metatarsal (delante de los dedos). Esta estructura es esencial a la hora de caminar pues ayuda a mantener el arco plantar, que absorbe y devuelve la energía que se produce cuando el pie impacta contra el suelo.

Aunque puede ser una dolencia desconocida, la fascitis plantar es la condición más común de dolor en el talón.

Causas de la fascitis plantar

Las causas de esta dolencia pueden ser muy variadas:

  • Uso de calzado inapropiado: el uso del zapato correcto para la actividad que vamos a realizar es muy importante. Si caminamos durante mucho tiempo con sandalias, chanclas o zapatos de tacón, seremos más propensos a desarrollar fascitis plantar.
  • Exceso de carga en el pie: causado por correr largas distancias en terrenos con pendientes pronunciadas o superficies desiguales. El uso de un calzado inadecuado, de nuevo, a la hora de correr puede tener muchas consecuencias. Una mala sujeción de la zapatilla o una suela demasiado blanda puede ser perjudicial para nuestra fascia plantar.
  • Edad: cuando empezamos a envejecer, nuestra fascia plantar comienza a perder elasticidad al igual que la musculatura del pie va perdiendo fuerza. Además hay que tener en cuenta que la grasa concentrada en el talón y que amortigua parte del impacto del pie al caminar también disminuye. Toda esta combinación de cambios debidos al envejecimiento favorecen la aparición de lesiones en la fascia,
  • Esguince mal curado: el dolor que supone apoyar el pie en el suelo cuando tenemos un esguince mal curado hace que cambiemos nuestra forma normal de caminar.
  • Pies planos

Prevención y tratamiento

No necesariamente tenemos que esperar a sentir dolor para prevenir la fascitis plantar. Por ello si somos deportistas o tenemos pensado empezar a practicar running frecuentemente, se recomienda acudir al podólogo para que nos realice un estudio de la pisada. De esta manera podremos saber cuál es el calzado adecuado para nosotros y si debemos o no hacer uso de una plantilla personalizada para preservar la pisada y el correcto equilibrio del cuerpo.

Si ya hemos sido diagnosticados de fascitis plantar, el tratamiento habitual suele ser la combinación de medicación antiinflamatoria con diferentes sesiones de fisioterapia.

El fisioterapeuta nos recomendará en este momento que adoptemos unos correctos hábitos de estiramientos y un calzado adecuado para cada persona y cada tipo de actividad.

Consejos y ejercicios de autocuidado

La realización de los siguientes ejercicios aliviarán los dolores ocasionados por la fascitis plantar:

  • Rodar con el pie descalzo una botella con agua fría o congelada contra el suelo.
  • Realizar con frecuencia estiramientos del gemelo y el tendón de aquiles además de la fascia plantar.
  • Masajear la planta de los pies con algún tipo de pomada antiinflamatoria.

Recuerda que con la llegada del verano lo más importante si vamos a caminar largos recorridos es hacerlo un calzado que sujete de manera efectiva nuestro pie.

Si tienes alguna duda o quieres recibir una consulta personal no dudes en ponerte en contacto con Fisio Naciones.

Author Info

Raquel Cámara

Fisioterapeuta, directora de Fisio Naciones

No Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *