);

Fisioterapia en el Barrio de Salamanca

Drenaje linfático

El sistema linfático forma parte del sistema circulatorio. Está formado por ganglios, nódulos, conductos y vasos linfáticos que forman y conducen la linfa desde los tejidos hasta el sistema circulatorio. Recoge el exceso de líquidos extracelulares y toxinas para llevarlos al torrente sanguíneo y, posteriormente, eliminarlos. De eta manera, actúa como vía de expulsión de gran cantidad de residuos. 

La linfa es un líquido casi transparente que ejerce de intermediario en el reparto de nutrientes entre la sangre y los diferentes tejidos.

Es muy importante para el correcto funcionamiento del sistema inmunitario ya que produce y conduce muchas células del sistema inmunitario.

¿Por qué se produce el estancamiento de la linfa?

La técnica manual del drenaje linfático se emplea para liberar la linfa estancada que produce la inflamación de tejidos celulares subcutáneos.

La linfa puede quedar estancada por diversos motivos, muchos de ellos relacionados con los ganglios:

  • Por trastornos hormonales.
  • Puede aparecer tras una intervención de cirugía oncológica. Si se han extirpado los ganglios axilares para tratar un cáncer de mama, es habitual que aparezca inflamación de los tejidos en los miembros superiores debido al estancamiento de la linfa.
  • Es posible que aparezca un edema linfático después de traumatismos (esguinces, por ejemplo). Se forma también tras cirugías en las que se extirpa algún ganglio; o en el caso de que haya cicatrices que impiden el flujo normal de la linfa hacia el torrente venoso.
  • Pueden darse malformaciones de los ganglios linfáticos o carecer de éstos desde el nacimiento.

El edema linfático, o linfedema, es una hinchazón producida por acumulación de líquido rico en proteínas. Un signo muy típico y visible de este tipo de edema se obtiene al presionar la zona afectada con el dedo. Esta presión deja una marca muy característica, denominada fóvea, que tarda bastante en recuperar su forma inicial. Por el contrario, cuando el edema se ha formado por retención de líquido, la forma se recupera rápidamente.

¿En qué consiste el drenaje linfático manual?

El drenaje linfático es una técnica manual fisioterapéutica que se realiza con las manos. Consiste en una serie de maniobras suaves, repetitivas y protocolizadas, a través de las que se consigue el arrastre y la reabsorción de la linfaCon estas leves e indoloras manipulaciones, conseguimos llevar la linfa hasta el torrente venoso y que desaparezca el edema linfático.

Para realizar esta técnica con éxito es necesario tener un profundo conocimiento, tanto anatómico como fisiológico, del sistema linfático. Por esta razón, el drenaje linfático manual sólo debe realizarlo un fisioterapeuta especializado en esta técnica.