);

Fisioterapia en el Barrio de Salamanca

Cómo aliviar dolores musculares con la sal de Epsom

Cómo aliviar dolores musculares con la sal de Epsom

¿Qué efectos tiene la sal de Epsom y cómo consigue aliviar dolores musculares?

El cansancio o sobrecarga muscular debido, en parte, al exceso de trabajo es muy común en la actualidad. Y a pesar de haber muchas maneras de aliviar el dolor muscular, hoy os traemos una manera natural y muy efectiva de luchar contra estos malestares.

Las sales de Epsom son compuestos químicos que contienen sulfato y magnesio y que se pueden utilizar como tratamiento para los dolores musculares y otras dolencias. Proceden de Epsom, en el sureste de Inglaterra.

El magnesio ayuda a reducir la inflamación, el sulfato ayuda a desintoxicar el cuerpo y la piel.

El magnesio es un mineral fundamental para la salud que juega un papel muy importante en funciones corporales como el control muscular, la eliminación de toxinas o los impulsos eléctricos.

Puesto que el magnesio es el principal componente de las sales de Epsom, este compuesto ayuda a relajar los músculos al expulsar la acumulación de ácido láctico. Una relajación que ayudará a aliviar dolores musculares.

Aunque también hay que destacar que el magnesio también juega un papel muy importante en la absorción de vitaminas en nuestro cuerpo.

El magnesio no se absorbe fácilmente a través del estómago, pero sí a través de la piel, por lo que es muy adecuado para utilizarse en baños con sales de Epsom.

Por todo ello, las sales de Epson presentan varios beneficios además de aliviar el dolor muscular.

Beneficios de las sales de Epsom

  • Alivia el dolor muscular: las sales de Epsom tienen propiedades anti-inflamatorias que alivian el dolor muscular o los calambres, por ejemplo.
  • Aumenta la energía y alivia el estrés y la ansiedad: nos ayuda a relajarnos y a descansar y , por lo que aumenta nuestra energía de forma natural.
  • Mejora el estado de ánimo debido a la producción de serotonina que los sulfatos y el magnesio generan.
  • Suaviza, exfolia la piel y elimina la piel muerta: aunque las sales no se pueden dejar mucho tiempo sobre la piel. Cuando acabemos el baño hay que aclararse muy bien con abundante agua limpia.
  • Elimina toxinas del cuerpo.
  • Nutrición vegetal: las sales de Epson también tienen muchos beneficios para las plantas.

Por todos estos beneficios, este antiguo tratamiento de sales de Epsom se recomienda en la actualidad para combatir el cansancio o sobrecarga muscular fruto, sobre todo, de un exceso de trabajo.

¿Cómo tomar un baño con sal de Epsom y aliviar el dolor muscular?

Un baño con sales de Epsom a la semana puede tener un impacto muy positivo en la salud y el bienestar emocional

  1. Llenar la bañera con agua caliente/templada y añadir entre 2 y 4 tazas de sales de Epsom al agua.
  2. Remover hasta que se disuelva y, si lo deseas, añadir unas gotas de aceites esenciales.
  3. Sumergirse y disfrutar entre 15 y 20 minutos. No se debe estar más tiempo para evitar la re-absorción de las toxinas
  4. Aclarar bien las sales de Epsom en la ducha para que no sequen la piel.
  • Precaución: La sal de Epsom, por su alto contenido de magnesio, es un laxante. Evitar la ingesta de agua durante el baño.
  • Evitar también tomar más de 3 baños por semana

Si sueles padecer, estrés y/o cansancio y te gustaría aliviar dolores musculares, las sales de Epsom pueden ser un buen aliado para tu salud. Y si sueles acudir al fisioterapeuta con regularidad las sales pueden ser un apoyo para relajar más tus músculos.

Si deseas más información puedes solicitar una primera cita con nosotros o ponerte en contacto con Fisio Naciones.

Author Info

Raquel Cámara

Fisioterapeuta, directora de Fisio Naciones

Comment ( 1 )

  • Teresa

    He probado los baños con sales de magnesio y realmente funcionan. El médico me recetó magnesio por vía oral pero me producía muchas molestias gastrointestinales y no notaba mejoría a nivel muscular. Sin embargo, al probar los baños, sí que he notado una gran mejoría. Lo recomiendo. Gracias por el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *