);

Fisioterapia en el Barrio de Salamanca

Consecuencias del uso del móvil y la tablet en cuello y espalda. Consejos y ejercicios

fisioterapeuta dolor cuello

Consecuencias del uso del móvil y la tablet en cuello y espalda. Consejos y ejercicios

¿Cómo evitar el dolor de cuello producido por el uso del móvil?

Los dispositivos electrónicos como el móvil o la tablet, cada vez más presentes en nuestra vida, tienen consecuencias negativas en nuestro cuello y espalda casi sin darnos cuenta. Y es que un cada año pasamos y una media de entre 700 y 1400 horas con el teléfono móvil en la mano.

Y como siempre se dice, todo en exceso es malo, pues son muchos los aspectos en los que influye negativamente el excesivo uso que hacemos hoy en día, de estos pequeños dispositivos electrónicos.

La postura, por ejemplo, que adoptamos al consultar el teléfono móvil mientras hablamos puede llegar a equivaler a que nuestro cuello soporte 27 kilogramos de peso. Y es que, en ocasiones, esta postura obliga al cuello a mantener una posición equivalente a un ángulo de 60º. Cuando la posición ideal, el ángulo de 0º, supondría, tan solo, para nuestro cuello un peso equivalente a 5 kilogramos.

Aunque, sin duda, nuestro cuello es el principar perjudicado del excesivo uso del móvil y la tablet.

El cuello, nueva víctima del uso del móvil y la tablet

La postura que utilizamos para comprobar las notificaciones de nuestros smartphones tanto sentados como caminando es siempre la misma y es muy perjudicial para nuestro cuello y para nuestra espalda. Por lo que, ya que el teléfono va a seguir presente en nuestras vidas, sería conveniente que supiésemos adaptar nuestra postura adecuadamente para evitar futuras dolencias, así como visitar a nuestro fisioterapeuta para confirmar que estamos adaptando nuestra postura de forma adecuada.

Consejos posturales para el uso del móvil

  • Si lo utilizamos sentados, la espalda debe estar completamente pegada al respaldo.
  • Si lo utilizamos de pie, el móvil o tablet debe colocarse a la altura de los ojos para evitar, así, bajar la cabeza.
  • Parar 2-3 minutos por cada 15-20 minutos de utilización del pequeño dispositivo electrónico
  • Realizar actividad física con regularidad para poder tener una correcta circulación e irrigación sanguínea de nuestros músculos.
  • Evitar su uso antes de dormir pues la utilización de estas pantallas afecta directamente a los ciclos del sueño y causa una mayor dificultad para dormir.
  • Evitar su uso nada más despertarnos por la mañana, pues la pantalla causa estrés visual y cansancio. ¡Justo lo que no necesitamos al madrugar!
  • Apagar el móvil durante la noche o no dejarlo cerca de la cama porque cada vez hay más personas sensibles a las ondas electromagnéticas.

Consejos posturales para el uso de la tablet

  • Debe utilizarse sobre una mesa y no sobre las piernas
  • Uso de funda o atril para poder inclinar la pantalla con lo que podremos elevar la vista y no generar, así, tensión en nuestro cuello.
  • Parar 2-3 minutos por cada 15-20 minutos de utilización para descansar, estirar la espalda y relajar la vista.
  • Realizar actividad física con regularidad para poder tener una correcta circulación e irrigación sanguínea de nuestros músculos.
  • Limitar su uso en los niños y corregir sus malas posturas ante estos dispositivos, pues ellos también pueden padecer estos dolores propios de la edad adulta, así como acortamientos musculares que pueden instaurarse desde los primeros años de la infancia y la adolescencia.

Aunque estos consejos parezcan pequeñas prácticas, son muy importantes, pues invertimos tanto tiempo hoy en día en el teléfono móvil que sin darnos cuenta estaremos mejorando la postura de nuestro cuello y espalda y evitando futuros dolores.

 Ejercicios para aliviar el dolor de cuello y espalda

  •  Rotación: mover la cabeza lentamente hacia un lado y luego hacia el otro, con suavidad. Sirve para estirar los músculos de los dos lados del cuello.
  •  Flexión: sentados y con la cabeza recta llevaremos el mentón al pecho y mantendremos unos segundos esa postura antes de volver a la posición inicial. Descansar y repetir.
  •  Retracción: lentamente llevaremos la cabeza hacia atrás y mantendremos unos segundos la postura antes de volver a la posición inicial.
  • Estiramiento: inclinaremos la cabeza a un costado hasta casi tocar el hombro que mantendremos relajado. Tras unos segundo haremos lo mismo hacia el otro hombro. Aconsejamos ayudar con la mano opuesta para estirar mejor.

Si estos ejercicios no son suficiente para tus molestias o quieres conocer más ejercicios para prevenir o alviar tus dolores no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Author Info

Raquel Cámara

Fisioterapeuta, directora de Fisio Naciones

No Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *