);

Fisioterapia en el Barrio de Salamanca

¿Qué es el bruxismo? Causas, síntomas y tratamiento

¿Qué es el bruxismo? Causas, síntomas y tratamiento

Bruxismo: consejos y ejercicios prácticos para relajar la mandíbula

El bruxismo es una patología bastante corriente hoy en día pero que, en muchos casos, no está diagnosticada. Si alguna vez has sentido dolor de dientes o de mandíbula nada más levantarte por la mañana o tienes zumbidos en los oídos, puede que, aunque no lo sepas, tengas bruxismo.

El bruxismo es un hábito que consiste en apretar o rechinar los dientes sin propósito funcional.

El bruxismo puede afectar tanto a niños como a adultos y puede producirse durante el día o por la noche. Aunque es durante la noche cuando esta patología se vuelve más difícil de controlar, al suceder mientras dormimos.

Síntomas del bruxismo

El bruxismo varía mucho según la persona, incluso puede no presentar síntomas evidentes. Aunque puede provocar diferentes dolores en mayor o menor medida:

  • Dolor de cabeza.
  • Problemas en la articulación temporomandibular.
  • Dolor en los músculos del oído y del cuello.
  • Desgaste en las piezas dentales.
  • Sensibilidad dental al frío, calor o a los alimentos dulces.
  • Ansiedad.

¿Cuáles son las causas del bruxismo?

Aunque los especialistas no se han puesto de acuerdo, todavía, en las causas concretas que producen el bruxismo, parece que el mayor desencadenante es el estrés. Aunque hay varios factores que pueden influir en el desarrollo de esta patología:

  • Estrés.
  • Desalineación de las piezas dentantes de cada persona.
  • Dificultad para relajarse.
  • Malos hábitos del sueño.
  • Causas neurológicas como por ejemplo la parálisis cerebral.
  • Incluso puede afectar la dieta.

Aunque sí que es cierto que cada caso es diferente y las causas en cada persona puede diferir mucho.

¿Tienes bruxismo? ¿Aprietas los dientes al dormir?

Una de las formas que el cuerpo tiene de liberar tensión es apretando los dientes. Y aunque muchas veces es algo normal, en ocasiones se convierte en patológico y hay que tratarlo.

¿Cómo saber si tienes bruxismo?

  • Tu mandíbula cruje al abrir mucho la boca, al lavarte los dientes o bostezar.
  • Tienes los dientes desgastados o incluso alguna pieza rota.
  • Te han dicho que haces ruidos por la noche mientras duermes.
  • Sientes mareos o vértigos, provocados por los pinzamientos cervicales debido al apretamiento mandibular.

Si reconoces alguno de estos síntomas deberías acudir a un especialista para consultar si padeces bruxismo y si ha podido haber una afectación de la articulación de la mandíbula (ATM).

Aunque a continuación te daremos algunos consejos para relajar la mandíbula y tratar el bruxismo.

Consejos para tratar el bruxismo

  • La férula de descarga a medida es el único tratamiento que evita que los dientes se choquen y ayuda a relajar la mandíbula. El dentista es el que suele decidir que tipo de férula necesita cada persona.
  • Practicar técnicas de relajación es esencial para alejar el estrés y dejar de apretar los dientes.
  • Masajes: aprieta los dientes para localizar dónde se marca exactamente el músculo de la mandíbula. Al relajar los músculos masajea con la yema de los dedos y con movimientos saves y circulares.
  • Estiramientos: por la mañana, al levantarte, conviene realizar aperturas de boca. Introduciendo dos o tres dedos, según el grado de apertura bucal que se tenga. Entre 10 y 15 veces.
  • No abusar de los chicles, pues exige un uso continuado de la ATM
  • Evitar alimentos muy duros, como los kikos, que hacen que fuerces la mandíbula.
  • No morderse las uñas o los bolígrafos ya que impiden que repose la articulación y la desgastan inútilmente

Si te sientes identificado con alguno de los síntomas y piensas que puedes tener bruxismo, no dudes en ponerte en contacto con nosotros o solicitar una primera cita en Fisio Naciones.

Author Info

Raquel Cámara

Fisioterapeuta, directora de Fisio Naciones

No Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *